Competitividad y el dí­a a dí­a.

Hemos dicho de forma reiterada que en “COMPETITIVIDAD todo importa “. Mas aun cuando se trata de asuntos ordinarios que viven y padecen los ciudadanos, clientes o consumidores medios en las diferentes economí­as. Así­ , una manera de acercarnos, si bien de forma parcial pero relevante, a la competitividad de la economí­a española es observar lo acontecido a lo largo de este último fin de semana en una industria significativa como es la del transporte ,mas en concreto aéreo.

La gravedad de lo sucedido con la compañí­a AIRMADRID (sobre todo a sus clientes) excede no ya las mí­nimas cotas de dignidad y respeto a las personas si no las más elementales normas de funcionamiento y servicio de una empresa que pretende sobrevivir en el mercado. Las explicaciones de la Ministra de Fomento no son mejores. Hemos sabido que las autoridades han seguido continuamente el rumor y malestar de la calle que, desde el inicio de operaciones de esta compañí­a-de la mano de relevantes entidades que en su dí­a apoyaron el lanzamiento de tan singular y novedosa iniciativa empresarial- advertí­a de serias irregularidades, retrasos permanentes, abandonos en aeropuertos lejanos, etc. Han suspendido vuelos y han retirado aeronaves para evitar “problemas de aeronavegación”.Y así­ hasta llegar al caótico y más que tercer mundista espectáculo de estos dí­as. Un claro ejemplo de nula competitividad, entre otras cosas.

Adicionalmente, menos grave dado el alto nivel de desatención observado, durante el fin de semana (hoy seguimos igual), otro elemento de clara ausencia de competitividad se da de la mano de AENA y el aeropuerto de Barajas con su flamante Terminal 4 así­ como sus innovadores servicios vanguardistas en el mundo tal y como rezaba la publicidad de las tantas veces inaugurada Terminal. Resulta que el Sistema Automático de Transporte de equipajes sigue sin funcional y está fuera de control. Quienes cometimos el error de viajar la pasada semana y volver a casa el sábado por ejemplo, estamos disfrutando de ya ahora más de 80 horas con el sistema “fuera de control” en el que los operarios de la compañí­a IBERIA no son capaces de decirnos si el equipaje en cuestión está en algún lugar concreto (“sabemos que su equipaje fue localizado en Madrid el sábado, pero no hemos vuelto a saber nada de él. Tan pronto como tengamos noticias nos comunicaremos con Ud…”). De esta forma, gracias ala suerte de pertenecer al selecto club de viajeros frecuentes, iberia nos atiende de forma especial rescatándonos del largo filón de incomunicados que dejándose llevar por las indicaciones de la empleada que nos/les atendió al efectuar la reclamación de la maleta, creyeron-inocentes-que el teléfono de información facilitado iba a ser contestado por alguien. Más allá de la queja individual, llamarí­a la atención de una serie de cuestiones que alguien deberí­a resolver en aras de una competitividad tan anunciada y deseada ( grandes objetivos de la Agenda de Lisboa):a) quién es el responsable del diseño, contratación, construcción ,instalación, operación y mantenimiento del tan famoso sistema automatizado de equipajes de Barajas?, qué empresa o empresas han participado del mismo?;b) quien es el responsable del diseño, instalación, operación y mantenimiento de los sistemas de atención al cliente de las empresas carrier o de transporte implicadas?,c) por seguir el relato de fin de semana, quien es responsable de la asignación de recursos a los diferentes servicios públicos que ofrecen ( como servicio de equipajes, por ej, en el aeropuerto de Bilbao que hace que tan solo una persona atienda el servicio con una nada despreciable cola de un mí­nimo de 30 personas a las 9:00 de la mañana de un sábado? …..Y ya puestos, alguien se ocupa del estado de las cosas en los aeropuertos? Por ej, en el citado de Bilbao, nadie se ha dado cuenta desde su inauguración que no hay semana que la puerta de cristal que separa la sala de llegada de viajeros del área internacional está siempre rota o astillada con cintas de celo pretendiendo cubrir el desaguisado? Además de impresentable, resume la imagen de que cualquier visitante puede llevarse de la competitividad del paí­s y su industria. Serí­a difí­cil explicarle que la incapacidad e incompetencia de un sistema monopolí­stico, administración centralizada absurda de algo tan elemental como un aeropuerto y su mantenimiento y un organismo fuera del control próximo no son un mal generalizado. Es tan solo cuestión de AENA, el Ministerio de turno, la Delegación del Gobierno…Esto es competitividad (o mejor dicho, ausencia de competitividad.

Grandes estrategias, enormes recursos y al final, el dí­a a dí­a y la incompetencia de unos pocos, generalizan un sistema ineficaz. Al fin y al cabo, como explican quienes deben responder a tus demandas,” el sistema está fuera de control y no podemos hacer nada. Le llamaremos cuando tengamos noticias…”.

Confiemos que esta no sea la actitud mayoritaria. Por el bien de nuestra competitividad y bienestar.

 

 

Euskal Hiria vertebrar un nuevo espacio creativo

El pasado dí­a 21 de noviembre, Bilbao acogió una interesante conferencia bajo el reclamo de la ya cada vez mas acuñada idea-reclamo de una Euskal Hiria o Ciudad Vasca.
Una vez más, de la mano del Gobierno Vasco, la iniciativa promovida hace ya unos años (desde la firme dirección de Fundación Metrópoli) y en la que tuve la oportunidad de participar, vuelve a la actualidad. Lo hace además, cuando debates en torno a la construcción de espacios empresariales (Euroregión para Catalunya, y euroregión vasco-aquitana…) recobran importancia, unida al inicio, en Euskadi, de la tan anunciada infraestructura ferroviaria (mas allá de la “Y” y la alta velocidad) estructurante de un nuevo espacio sociológico, económico y polí­tico. Complejo movimiento en torno al sueño de Euskal Hiria.
Un vistazo al programa del encuentro permite destacar una serie de áreas y conceptos interrelacionados que conviene seguir: desde la concepción dinámica de la ordenación del territorio y las barreras a superar para estructurar nuevos espacios, la interdisciplinariedad requerida, la integración supraregional, modos de gobernanza…íreas en proceso que, junto a otros proyectos (la mayorí­a de ellos con la participación de los mismos jugadores presentes en la conferencia) como Jakin Bask (territorios inteligentes), Smart Hiria (hacia un Instituto de Ciudades inteligentes y espacios creativos), K-Cities (conocimiento y ciudades) configuran todo un movimiento a favor de nuevas formas de concebir el territorio como vector estratégico. Un debate creativo que llega, una vez más, en un buen momento. Territorio-economí­a creativa y competitividad articulan su diferenciado nuevo espacio de futuro favoreciendo una inagotable corriente de estudio y debate que , sin duda ,aportará una nueva manera de pensar y concebir el territorio a partir de un propósito estratégico determinado.  

 

Portugal Ideas hacia la competitividad.

En un reciente (y rápido) viaje profesional a Lisboa he tenido la oportunidad de escuchar la opinión de un nutrido grupo de primeros ejecutivos de empresas lí­deres en Portugal. Merece la pena compartir algunas ideas y comentarios sobre lo allí­ escuchado que se resume en un generalizado pesimismo y constatación critica de la economí­a portuguesa (con un crecimiento inferior al 1%) centrado en la percepción de un tí­pico tema diabólico: un mal comportamiento del sector público, mucha autocrí­tica y miopí­a integradora de la interacción pública-privada. Tema que se concreta en:

1. Mal comportamiento del sector público (excesivo pero en el PIB, excesivos funcionarios –sobrarí­an en torno a 200.000 según declaraciones del propio gobierno- pésima gestión y orientación (corrupción incluida) de los fondos estructurales y sociales europeos, inoperancia de los órganos reguladores –como las Comisiones del Mercado de las Telecomunicaciones o de la competencia- y la persistencia negativa de la “goleen Share” en relevantes empresas…)

2. Ausencia (histórica) de un entramado industrial significativo.

3. Escasez de “dirección y mandos intermedios” en las principales organizaciones (publicas y privadas) del Paí­s.

4. Un presupuesto 2007 “en números rojos” en el que todos y cada uno de los Ministerios reducen su estimación de gasto inicial respecto del 2006.

5. Una “esperanzada confianza” en el binomio Aní­bal-Sócrates (presidente y Primer Ministro) y sus planes de reforma de la administración pública (PACE, reducir en 250 los mas de 500 organismos del estado, suprimir el carácter “de por vida” de la función pública…

Llama la atención que tanto en el diagnostico como en la solución, los dirigentes empresariales limitan su atención a los “drivers” competitivos del sector público desde la vieja –mas que clásica- posición dual de separación/confrontación entre los sectores público y privado. Ninguna referencia no ya a apuestas estratégicas coopetitivas (público-privado) sino a estrategias empresariales propias. “Si el gobierno hace sus deberes, todo ira bien” ¿y los deberes de los restantes agentes económicos y sociales?

Mientras escuchaba estas opiniones, el Parlamento portugués debatí­a una nueva ley (Financiación de las regiones). Desgraciadamente, centrada casi en exclusiva en la manera de gestionar los recursos de la Administración Central y su transferencia al interior. Muy lejos de debatir nuevos espacios regionales (competitivos), incluso tí­midos descentralizaciones administrativas, modelos de eficiencia organizativa…

La tristeza entrañable del “fado” y el romanticismo evocador de nuestra “Lisboa antigua” (cada vez más incorporada al modernismo transformador post-expo del entorno de la estación de Oriente de Calatrava, puerta inequí­voca a un nuevo horizonte) parecerí­an impregnar una actitud poco propicia de estrategias competitivas reales. Confiemos, en todo caso, que la esperanza en la transformación administrativa del binomio gobernante sea un paso en la dirección adecuada y el resto de agentes, incentivas y factores relevantes en la competitividad emerjan en beneficio de este entrañable y querido compañero europeo.

Un nuevo espacio para la estrategia, la competitividad y el desarrollo regional

Un nuevo espacio de comunicación al servicio del pensamiento creativo en torno a la competitividad,la estrategia y el desarrollo regional.

Partiendo de una premisa básica: ” en competitividad todo importa “,se trata de abordar la variada y compleja interacción de todo tipo de variables ,decisiones y estrategias ,públicas y privadas,que terminan explicando la diferencia competitiva de las empresas y organizaciones ( también aquellas sin ánimo de lucro),las regiones y ciudades ( en especial las consideradas innovadoras),los gobiernos ( en cualquier nivel de responsabilidad) y el comportamiento de las personas.

En este marco general , pretendemos dar un lugar especial a los espacios creativos ( actividades económicas innovadoras ,modelos organizativos alternativos,territorios -fí­sicos e inteligentes- ,partenariados público-público y público-privados ) ,así­ como a la definición y aplicación de estrategias glokales ( ni globales ni locales…)en su rol generador de espacios competitivos ( y ,por tanto, de bienestar y prosperidad).

Te invito a sumarte a este nuevo espacio y a transitar por la magia del proceso que conlleva.Entre todos, paso a paso,construiremos esta nueva apuesta y desafí­o.